Make your own free website on Tripod.com

 

INICIO Iguana de la Mona 

Cyclura cornuta stejnegeri

 

 

    La iguana de Mona es una de nuestras especies de fauna herpetológico   ( reptiles y anfibios) endémica a esa isla, lo que quiere decir que no existe en ningún otro lugar del mundo. Este animal es una reptil y su nombre científico es "cyclura stejnegeri". Este reptil terrestre de apariencia prehistórica mide de tres a cuatro pies de largo y es de cuerpo pesado, cabeza grande y rabo fuerte. Su color es verde oliva o verde grisáceo y los juveniles pueden tener líneas transversales marrón o azulosas.

    La iguana de Mona es principalmente herbívora aunque puede comer materia animal. Se alimenta de frutas, hojas y flores. La iguana se refugia en cuevas y hendiduras de la roca por la noche y durante las horas más frías del día. La temporada de reproducción comienza en junio y termina en noviembre. Las hembras pueden aparearse con más de un macho y un mes después del apareamiento construye su nido excavando un túnel can las patas y la cabeza.

    El nido es defendido durante tres o cuatro días para que otras hembras no usen ese lugar para anidar o los depredadores se coman los huevos. Los huevos son de cascarón blando y tardan tres meses en incubarse. Las iguanas juveniles miden de 10 a 12 pulgadas y pesan cerca de 2.5 onzas. La iguana de Mona es el más grande de los lagartos de Puerto Rico. Esta iguana pertenece a u grupo de lagartos de las Antillas denominados Iguanas de Roca.

    Todas las poblaciones están consideradas como amenazadas o en peligro de extinción. La causa principal para la reducción en la población de la iguana es la introducción por el hombre de cabros, cerdos y gatos a la Mona. Estos mamíferos causan un grave deterioro a la vegetación nativa y consumen plantas de las que se alimentan las iguanas. También, las pisadas de los cabros puede hacer colapsar los nidos de iguana y así destruir los huevos.

    Además, los cerdos desentierran los huevos de iguana para comérselos. El gato doméstico puede matar las iguanas de menos de un año de edad. La caza furtiva de iguanas es otra de las amenazas de esta especie. Esta es una especie única de la Isla Mona. El Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre incluyó a la iguana de Mona en la lista federal de especies en peligro de extinción en 1978 y designó la Isla de Mona como hábitat crítico para esta especie.

©2006. Rosa I. Cátala Rivera

Caribbean University-Recinto de Bayamón